Becarios, becarios y más becarios

becariosEl sector de la prensa y la comunicación lleva años basando su sistema de trabajo en tener plantillas plagadas de becarios o con suerte con algún contrato, eso si con condiciones muy precarias. Esta situación se ha visto generalizada e incrementada en otros sectores con la llegada de la crisis. Nos encontramos en un entorno en el que tenemos muchísima gente preparada, algunos con muchos años de beca tras beca – que aunque en muchos sitios no lo vean así, se acaba convirtiendo en tu experiencia laboral-, que pasan de los 30 sin conseguir un contrato estable. Y lo que es peor, nos encontramos ante una situación en la que se buscan becarios para sustituir profesionales.

Frases como: “¡Esto es Curriculum!”, “Tienes un futuro prometedor (pero yo no te puedo contratar)”, “Tómatelo como una oportunidad”, “Dinero no vas a ganar, pero vas a aprender mucho”, “Al menos así no estás parado”, “Aquí casi tendrías que pagar por todo lo que vas a aprender”… son algunas de las perlas con las que algunas empresas juegan con la ilusión de la persona que busca un trabajo, una “estabilidad” económica y laboral. Y es que existe una obviedad: Aún no se vive del aire. Y por muy sencillo que sea el trabajo no deja de ser trabajo y hay que valorarlo. Y con esto no me refiero simplemente a los estudiantes -a los que creo que como mínimo habría que pagarle el transporte- sino hablo de esa gente que busca trabajo -habiendo finalizado sus estudios- y lo único que le ofrecen son puestos de becarios para ocupar los puestos de profesionales a los que la empresa ya no puede mantener sin cobrar o recibiendo una ayuda simbólica. Eso sin tener en cuenta que como los becarios ya no son únicamente para aprender sino para suplir profesionales, no hay salario pero si amplias condiciones o requerimientos: idiomas, másters y formación, experiencia….

Creo que de todo, lo peor es la idea con la que la gente coge estos empleos o puestos de becarios: “Lo importante es meter la cabeza, si luego demuestras que vales, te contratan”. Quizás hace unos años era así, pero actualmente se ha convertido en la oportunidad perfecta para tener mano de obra gratis o barata. La realidad es que en la mayoría de casos esa oportunidad no llega, dado que se ha contratado en esa modalidad por falta de recursos económicos en la empresa.

La directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, en su libro “Vayamos adelante” habla de esa ilusión como el mito del principe azul: nos pasamos esperando a que llegue la oportunidad perfecta para ascender, cambiar… y no nos damos cuenta de que los únicos que tenemos las riendas de nuestra vida somos nosotros mismos.

Valora tu trabajo y haz que lo valoren,

es una manera también de valorarte a ti mism@

#mitrabajotieneunvalor #trabajodigno #stopbecarios #viviendodelaire

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s